Mi felicidad consiste en que sé apreciar lo que tengo y no deseo con exceso lo que no tengo.

Ríe, llora, sufre, disfruta y ama, pero nunca dejes de vivir tu vida al máximo.

La sonrisa más valiente es aquella que disfraza una tristeza, un dolor o una lágrima.

No seas la "opción" de alguien, si puedes ser la "prioridad" de alguien más.